Chandra Lagna
The Chronicles of Barsetshire #5
Llevo ya dos años en compañía de Trollope, con este tres, y espero que me queden muchos más por delante, porque es de justicia reconocer que cualquiera de sus novelas es una maravilla en comparación con las actuales que van cayendo en mis manos, con esto no quiero decir que no haya buena literatura en la actualidad, pero es terriblemente complicado encontrar la que esté a la altura de grandes autores clásicos como éste, por ejemplo. Y sin más disquisiciones vamos a lo que nos interesa, que es una pequeña casa situada en la encantadora y bucólica provincia de Allington.

Un verano Adolphus Crosbie visita Allington de mano de Bernard Dale, sobrino del terrateniente del lugar y primo de Lily y Bell. Crosbie atractivo y seguro de sí mismo, un hombre de mundo, esa es la imagen que transmite,  que ha conseguido hacerse un lugar entre la alta sociedad londinense.

Las dos hermanas Dale se sienten atraídas hacia él, pero es Lilian la que terminará rendidamente enamorada y comprometida con él. Parece que nada se interpone entre la pareja y el feliz enlace excepto una cosa: el dinero. Adophus está seguro, a pesar de que ha sido informado de lo contrario, de que su joven prometida recibirá una dote de parte de su rico tío, hasta que finalmente el mismo señor de Allington le confirma que no tiene ninguna intención de hacer tal cosa. Con esta noticia, que supone un gran revés para sus expectativas económicas, ya que no está dispuesto a abandonar su ritmo actual de vida por contraer matrimonio deja Allington para pasar unos días en el castillo de Courcy. Allí se encontrará con Alexandrina, la hija de la condesa, y empezará a tener dudas sobre el compromiso que ha adquirido con una joven pobre teniendo la posibilidad de casarse con una noble, ¿cuál será su decisión? ¿Primarán los sentimientos y el honor por la palabra dada, o por el contrario la vida material y social a las que aspira se impondrán?

Como en todos sus trabajos anteriores, Trollope nos regala muchas otras tramas además de la principal, y todas ellas apasionantes e interesantes: el coqueteo de Plantagenet Palliser y Lady Dumbello, con las consecuentes amenazas de su protector si no cesa de hacerlo, la lucha del jovencito Johnny Eames por el amor de Lily, el cortejo del doctor Crofts a Bell, que puede decirse que es la antítesis de Crosbie, y muchas otras.

Esta novela es deliciosa, y debo reconocer que con un final perfecto —aunque me sorprendió— porque cualquier otro hubiera sido falaz, al menos en el lapso de tiempo en el que se desarrolla toda la historia, ¡no os la perdáis! Un día frío de invierno, un sofá cerca de la chimenea, un té de jazmín bien caliente, y una novela de Trollope entre las manos, os aseguro que es el paraíso terrenal.

Valoración